Bodegas Noticias

Albet i Noya, 40 años apostando por los vinos ecológicos y el I+D en Cataluña

Escrito por Xavi Soriano

Hace unas semanas coincidiendo con la Ruta de Tapes del Mercat del Préssec de l’Ordal descubrimos de cerca la historia y la intensa trayectoria de la bodega Albet i Noya, pionera en la elaboración de vinos ecológicos y desarrollo I+D en Cataluña.

Con la vendimia de este año la bodega celebra los 40 años de la primera de uva ecológica, o lo que es lo mismo, las bodas de rubí con el cultivo ecológico.

El primer racimo de uva ecológica entró en la bodega de Can Vendrell de la Codina, en Sant Pau d’Ordal (Subirats) de la mano de Josep Maria Albet, la cuarta generación de la familia. Esta efeméride nos traslada hasta 1978 coincidiendo con el encargo de una empresa danesa que buscaba exportar vinos ecológicos a los países nórdicos.

Un total de 5.000 botellas extraídas tan sólo de una hectárea de viña de trempranillo fueron exportadas a Dinamarca. El paso de los años, lo que para muchos en el sector del Penedès fue visto con escepticismo, según Josep Maria Albet “En el año 2018 ya nadie cuestiona el ecologismo como única vía de cultivo de la vid. En 1978, muchos lo vieron como una locura y una pérdida de tiempo”. Los datos hablan por sí solos actualmente con más de 170 parcelas, de 22 variedades diferentes de uva, se elaboran cerca de un millón de botellas que se exportan en más de 20 paises.

Con la llegada del nuevo milenio a la finca Can Vendrell de la Codina se anexó la bodega del Xapallà diseñada por el arquitecto francés Didier Soto. Esta nueva bodega consta de una nueva línea de embotellado, un almacén de 700 m2 climatizado y una sala subterránea a 14 metros de profundidad con capacidad para más de 1.300 barricas. Esta ampliación se unió a la adquisición de otras tres fincas Can Simon, Can Jordi y Can Milà de la Roca, y a la compra de uva ecológica procedente de agricultores locales.

En 2015 se inaugura la bodega de l’Era, una instalación dotada con una prensa neumática de gas inerte y una prensa hidráulica vertical especial para uva tinta. A su vez se adquieren 35 depósitos de pequeño volumen para vinificar por terruños, a los que se puede acceder por gravedad y permiten tratar de forma exclusiva los vinos de alta gama de la bodega.

Crédito foto: Albet i Noya

Las grandes lluvias del pasado invierno y una primavera muy moderada ha provocado que la vendimia 2018 haya tenido una lenta maduración de la uva pero también elevados niveles de humedad y, por tanto, de hongos, lo que ha llevado a un trabajo intenso de los viticultores a la hora de tratar la viña.

Precisamente, estas situaciones climáticas actuales requieren la necesidad de seguir apostando por el proyecto de Variedades Resistentes y Autóctonas Adaptadas al Cambio Climático (VRIAAC) que trabaja por el desarrollo de nuevas plantas, descendientes de las actuales, basándose en tres puntos clave:

  • la resistencia a plagas como el oidio y el mildiu
  • la disminución de los tratamientos de azufre
  • la eliminación del uso de cobre en la viña

VRIAACC, es un proyecto en el que Albet i Noya está involucrado desde hace 5 años, junto las bodegas Alta Alella, la Bodega Josep Piñol y el obtentor suizo Valentin Blattner, siendo una de las grandes apuestas de I+D de cara a los próximos años.

Albet i Noya elabora diferentes vinificaciones con distintas variedades de uva: en particular las autóctonas como Xarel·lo, Macabeu, Parellada,… o variedades francesas como Cabernet Sauvignon, Shyrah, Merlot,… A lo largo de los años se han introducido más de una veintena de variedades locales e internacionales. Además, durante más de dos décadas se ha trabajado en la recuperación de variedades ancestrales, incluso anteriores a la filoxera, sobretodo de la zona norte del territorio catalán, y que ya han dado lugar a tres vinos que se encuentran en el mercado. El Blanc XXV, Belat y Marina Rión.

A banda de su extensa gama de vinos tranquilos en Albet i Noya también se producen vinos espumosos Clàssic Penedès (DO Penedès), con dos grandes particularidades basadas en la calidad y el territorio: la primera el proceder de la agricultura ecológica, y la segunda que la uva tiene su origen en el Penedès.

Degustaciones y maridajes realizados durante la ruta de tapas del Mercat del Préssec de l’Ordal organizada por Albet i Noya.

Todos los vinos de Albet i Noya están certificados por el CCPAE (Consell Català de la Producció Agrària Ecològica) que garantiza y certifica todos los viñedos, tanto los propios de la bodega como la de sus proveedores.

Sin duda esta bodega nos dará muchas más alegrías en las próximas vendimias, y sino tiempo al tiempo. La mesa está servida.

Crédito Foto: Albet i Noya

Más información y horarios de visita en la web de Albet i Noya.

Bodega Albet i Noya
Can Vendrell de la Codina s/n
08739 Sant Pau d’Ordal (Subirats)
Barcelona

Tel: (+34) 938 994 812
Visitas: (+34) 682 288 548
Fax: (+34) 938 994 930

visita@albetinoya.cat

 

Sobre el autor

Xavi Soriano

Dejar un comentario

Simple Share Buttons