Alojamientos

Caserío Ametzola

Caserío Ametzola
Escrito por Javier Soriano

Después de una larga travesía cruzando la península de este a oeste no hay nada más reconfortante que al regreso pasarse por Ametzola. Donde se disfruta de la grandiosidad del paisaje, la belleza del caserío y la entrañable calidez de sus anfitriones, Mikel y Belén.

Ubicado en el Valle de Zeberio, a 25 minutos de Bilbao, fue construido en el siglo XVI y rehabilitado en el siglo XVIII, a causa de un incendio, como vivienda bifamiliar y reconstruido totalmente por su propietario hace unos 25 años, debido al estado de ruina.

Nada desentona, no hay prisas ni sobresaltos, todo es paz y sosiego. Que decir de las magníficas habitaciones, de los desayunos gourmet, de los deliciosos guisos de las cenas, sus recomendaciones para disfrutar de Euskadi y de sus gentes, las charlas nocturnas en las cuales Mikel transmite con cada palabra el amor a su tierra y su implicación en la cultura euzkalduna.

Sin spa, sin aguas termales, sin masajes, sin baños de lodo o chocolate, es el relax en estado puro.

Imprescindible: observar en el segundo piso del caserío las vigas y puntales de madera que soportan el tejado a cuatro aguas y dormir en la suite desde la que se puede admirar en toda su magnitud la grandiosidad del paisaje que lo envuelve. La mejor vista se aprecia sentada/o en el “trono” del baño.

Caserío AmetzolaCaserío AmetzolaCaserío Ametzola

Más información en: http://www.ametzola.net/

 

Sobre el autor

Javier Soriano

Dejar un comentario

Simple Share Buttons