Viajes

Descubriendo… La Toscana I (Italia)

Italia - La Toscana
Escrito por Xavi Soriano

A principios del año 2010 cuatro amigos andábamos buscando una opción interesante para el verano. Ya avanzado el año cayó en nuestras manos la publicidad de Grimaldi Lines en la que promocionaba sus líneas. Entre ellas vimos la posibilidad de llegarnos a La Toscana, el precio del trayecto de Barcelona a Livorno era más que interesante, y además podíamos volver desde Civitavecchia con un crucero más grande, así podríamos comparar la confortabilidad de los dos.

Puerto de Barcelona

Precio total ida y vuelta de cuatro pasajes en camarote y coche incluido, 200 euros. Esto prometía, ya que nuestro presupuesto no pretendía ser excesivamente alto. Dicho y hecho, el día 21 de agosto a las 23,59 zarpamos con el Cruise Firenza. Pequeño pero confortable para pasar más de 19 horas a bordo.


Día 1

Atracamos en Livorno por la tarde, lo que nos permitía llegar a Pisa a una hora aceptable. Teníamos solo 24 km. por delante, la Vía Aurelia Sur nos puso en Pisa en escasos minutos. El Hotel AC Pisa en el nº 20 de la Via delle Torri, con reserva online a buen precio, nos permitió asearnos y cambiarnos de ropa para pisar por primera vez las calles de esta ciudad bañada por el río Arno, cercano al hotel. Primer objetivo inmersión en la gastronomía italiana, en la Panineria Vinería Il Crudo, en el nº 7 de la Piazza Cairoli, a pocos metros del hotel. Aunque parezca mentira el viaje cansa y no nos apetecía andar mucho. Mañana será otro día.

Pisa


Día 2

Comienza un nuevo día en Pisa, primero el desayuno con el “succo d’arancia”, una pasta y el “capuccino” – que no falte -, hoy nos espera un buen paseo. No olvidéis que en el centro de estas ciudades todos los aparcamientos son de pago y que en algunas de éstas se ofrece un parking gratuito en las afueras, con un servicio de autobús lanzadera hasta el centro. Sin duda hay mucho que ver pero es mejor que tengáis una idea de lo que os interesa visitar.

Piazza dei Miracoli (Pisa)

Llegamos a la Piazza dei Miracoli (Plaza de los Milagros) o Piazza del Duomo (Plaza de la Catedral), una amplia área amurallada en el corazón de la ciudad. En ella hay cuatro edificios religiosos:

· El Duomo (La Catedral) · La Torre Inclinada de Pisa (el campanario de la Catedral) · El Baptisterio · El Camposanto Monumental

Si deseáis visitar monumentos en Italia, como en todas partes, deberéis rascaros el bolsillo y armaros de paciencia para hacer cola. Podéis comprar los billetes por internet. Los de la Torre inclinada cuestan unos 17 euros y dan hora de entrada.

Antes del mediodía interesa llegar a Lucca, a 23 km. de Pisa por la SS 12. Lucca está enclavada en un entorno maravilloso como son los Apeninos Tosco-Emilianos y el extraordinario Parque Natural de los Alpes Apuanos, con el Monte Pisano (1.495 m). Es una ciudad amurallada, con más de 4 km. de extensión, en la que todavía se preserva su trazado urbano diseñado por los romanos en el año 177 a.C.

Via del Fosso (Lucca)

Lucca fue la cuna del compositor Giacomo Puccini, su casa está abierta al público. A destacar la amalgama de estilos arquitectónicos que la enriquecen, desde el medieval al art noveau. La Chiesa di San Michele o la Chiesa di San Frediano, son algunos ejemplos. Por cierto, si quereis probar un producto típico de Lucca, éste es el Buccellato di Lucca, un pan dulce anisado a base de pasas. Nosotros nos tuvimos que conformar viéndolo en el escaparate. Así que para vencer el apetito buscamos un lugar mientras disfrutamos de la ciudad.

Cerca de la carretera que se convierte en vía de circunvalación, en el nº 3 de la Via Pescheria se encuentra la Osteria del Neni. La encontramos al azar, ya que no teníamos información de un lugar para comer. Es necesario advertir que en los restaurantes de Italia se cobra cubierto, 1,5 o 2 euros suele ser normal. A veces te reciben con un aperitivo, atención no suele ser un obsequio, ya que después lo cobran.

Desde aquí directos a Firenze (Florencia) hay 85 km. y hemos de llegar antes de anochecer. Pasamos por Montecatini donde nacieron Giuseppe Verdi, Ruggero Leoncavallo y Luigi Pirandello, y cerca de Pistoia y Prato. Por fin Florencia, cruzada por el río Arno, aquí pasaremos dos días con la intención de conocerla lo mejor posible. Es una de las mejores ciudades europeas para los amantes del arte, son imprescindibles de visitar:

· El Duomo, con la Catedral de Sta. Mº. in Fiore y el Campanile (su campanario) · La Galleria dell’Accademia, donde se encuentra el David de Miguel Ángel · El Palazzo Pitti y los Jardines de Boboli, cerca del Ponte Vecchio · La Galleria de los Uffizi · La Iglesia de la Santa Croce contiene los sepulcros de: Galileo Galilei, Michelangelo y Maquiavelo. e innumerables obras de arte.

Ponte Vecchio (Firenze)

Trattoria Maso - Firenze

Trattoria Maso

Nuestro centro neurálgico es nuevamente un Hotel AC el Hotel AC Firenze. Cenamos en la Trattoria Masò, en el nº 10 de la Via Maso Finiguerra, que se encuentra cerca de la bellísima iglesia de Sta. Mª. Novella, buena comida en un confortable comedor exterior a pie de calle y sin prisas para echarnos.  


Día 3

Buenos días Florencia!! Tras el consabido desayuno, la ciudad nos espera. Visitamos el Duomo y su compañero inseparable el Campanile (de Giotto). Dicen que hay 414 escalones hasta lo alto, no los contamos pero llegamos casi sin resuello y muy acalorados. Las vistas valen la pena, desde aquí se ve toda Florencia. Creo recordar que la entrada cuesta unos 6 euros.


Vistas desde Il Campanile de Giotto (Firenze)

Ristorante Il Latini - FirenzeWEB

Ristorante Il Latini

Después del esfuerzo y de recrearnos en el Duomo, a recobrar fuerzas en Il Latini, via dei Palchetti 6/r (Palazzo Rucellai). En este caso fue sugerencia de uno de los integrantes del grupo. Típico restaurante turístico recomendado en todas las guías, platos destacados: las sopas y la Bisteca alla Fiorentina. A veces se ha de hacer cola y se llega a compartir mesa. Aviso para navegantes: el propietario que anda de aquí para allá controlando el negocio es el típico italiano que habéis visto en las películas, intentad caerle bien.

Para hacer la digestión nada mejor que visitar la Galleria dell'Accademia, en el nº 60 de la Via Ricasoli, entrada 14 euros. Destacan pinturas y esculturas de artistas como: Sandro Botticelli, Giambologna (El Rapto de las Sabinas), Daniele da Volterras (el Busto de Miguel Àngel). La entrada también vale para visitar el Museo de los Instrumentos Musicales, en el que destacan algunos instrumentos hechos en el taller de Antonio Stradivari. Entre visita y visita, es necesario hacer un alto en el camino, nada mejor que Il Conte y unos refrescos para combatir el calor.

Ponte Vecchio (Firenze)

Nos acercamos al Ponte Vecchio, sobre el rio Arno, y sus casas colgantes. Es el más antiguo de Europa, por él transcurre el Corredor Vasariano que comunica el Palazzo Vecchio y el Palazzo Pitti. En el Ponte Vecchio se asientan numerosas tiendas en especial de joyas y objetos de regalo. En un extremo del puente se encuentra la Torre Mannelli, ambas edificaciones son de la época medieval. Es muy agradable pasear al anochecer, observando la puesta de sol y el deambular de las gentes.

Cerca del Ponte Vecchio en la plaza del Mercado Nuovo, también conocido popularmente como Loggia del Porcellino (Cerdito), donde se pueden adquirir recuerdos y productos de toda índole, se encuentra la Fontana del Porcellino que no representa un cerdito sino un jabalí, la leyenda es la siguiente: quién le toque el hocico volverá a Florencia, y además dejando caer una moneda desde su boca, si ésta cae dentro de la rejilla que hay en el suelo se cumple el deseo que pidáis. Probadlo y ya me contaréis!!.

Hay otro mercado muy concurrido, el de San Lorenzo, en el que se pueden adquirir productos confeccionados con piel auténtica a buen precio. Cada día, alrededor de la Basílica de San Lorenzo, cientos de puestos ofrecen su mercancía. Se admite el regateo. Para finalizar el largo paseo de hoy nos dirigimos a la Piazza della Repubblica (Plaza de la República) donde nos sorprendió el atardecer escuchando la música de Claudio Spadi, un músico conocido como el Rey del Puente Vecchio donde ha realizado diferentes conciertos acústicos. Merece la pena escuchar sus canciones y otras versionadas.


Piazza della Repubblica (Firenze)

Hoy cenaremos en Al Vecchio Carlino, situado cerca del hotel en el nº 15/17 del Viale Fratelli Roselli (Porta al Prato), dispone de amplio parcheggio (aparcamiento) y de un acogedor patio interior para comer al aire libre. Buen trato y excelente relación calidad-precio. Las pizzas son realmente muy generosas y riquísimas.

En breve seguiremos en Florencia y después… Arezzo, Cortona y San Gimignano delle Belle Torri, los primeros rascacielos del mundo, la guinda del pastel. Y mucho más.

Sobre el autor

Xavi Soriano

3 Comentarios

Dejar un comentario

Simple Share Buttons