Viajes

Descubriendo… La Toscana III (Italia)

La Toscana
Escrito por Javier Soriano

Llegamos a Cortona que, en el límite entre la Toscana y Umbria, se levanta sobre una colina desde donde se alcanza a ver la Val di Chiana, la Valdorcia, el lago Trasimeno y los Montes Amiata y Cetina. Sin lugar a dudas, como en toda la Toscana, es una población etrusca por una serie de elementos arquitectónicos que lo recuerdan. Entre ellos cerca de 5 km. de murallas que la circundan. Además ha sido vista en el cine en diversas producciones, entre ellas: La Vida es Bella y Bajo el Sol de la Toscana.
Día 6

El almuerzo tan esperado, en Fufluns Ristorante, en el nº 3 de la Via Ghibellina, cerca de la Piazza della Repubblica. Gran variedad de antipasti (entrantes), primeros y segundos platos con su “contorno” (acompañamiento: patatas, verduras o ensaladas), y pizzas. Excelente la comida y el servicio muy atento. Os lo recomendamos.

Piazza della Republicca (Cortona)

Piazza della Republicca (Cortona)

En la misma Piazza della Repubblica se encuentra el Palazzo Comunale (Ayuntamiento), con una imponente torre-campanario cuyo frente lo ocupa un reloj. Una gran escalera lleva a la puerta de acceso y un arco permite el paso a la Via Roma. Detrás está situada la Piazza Luca Signorelli y, en ella, el Museo dell’Accademia Etrusca (MAEC). Durante casi ocho siglos Cortona fue un importante enclave etrusco, debido a su situación estratégica. El imperio romano acabó con esta hegemonía en la batalla de Trasimeno. En el MAEC, situado en el Palazzo Casali podemos hacer un recorrido por la historia y admirar un gran número de piezas de arte de la época. A su lado el Teatro Signorelli.

La población cuenta además con el Museo Diocesano, en la Piazza del Duomo, en él podéis encontrar entre una diversidad de obras de arte: La Annunciazione de Fra Angelico y la Comunione degli Apostoli de Lucca Signorelli.

Aprovechamos para refrescarnos en una heladería que lleva por nombre un título evocador de la cinematografía italiana, Dolce Vita, en el nº 71 de la Via Nazionale.

Nuevamente al coche para seguir hasta Siena, 68 km, por el camino se observa su situación entre dos colinas rodeada de plantaciones de olivos y viñedos de los que se elabora el Chianti. Es una de las ciudades más hermosas de la Toscana, archiconocida por la fiesta del Palio. Ésta fiesta es una carrera hípica en la que participan las 17 “contrade” o barrios de Siena y se corre en la Piazza del Campo. Podéis aparcar en la Piazza del Mercato y en pocos minutos estaréis en ella. Por cierto se celebran dos Palios, el 2 de julio se corre el Palio di Provenzano (en honor a la Virgen de Provenzano) y el 16 de agosto el Palio dell’Assunta (en honor de la Asunción de la Virgen). Al pasear por la ciudad y pasar por sus “contrade” observad las placas con figuras que distinguen sus nombre: oca, delfín, oruga, jirafa, ganso, etc.

Piazza del Campo (Siena)

Piazza del Campo (Siena)

Es imprescindible visitar la Piazza del Campo en forma de hemiciclo y dividida en nueve partes (o quesitos), donde se desarrolla el Palio. Entre las construcciones que la rodean:

– El Palazzo Comunale, llamado Palazzo Pubblico en Siena, con su inseparable Campanile o Torre del Mangia de 102 m. de altura y a sus pies la Cappella di Piazza. – La Fonte Gaia, en el quesito central, con una serie de relieves escultóricos (en la actualidad son copias) – El Palazzo Chigi-Zondadari.

Qué ver en la ciudad:

– Santa Maria Assunta (Sta.Mª. de la Asunción) es el Duomo (catedral) de Siena, una de las iglesias más representativas del estilo románico-gótico italiano. – El Palazzo Piccolomini o Palazzo delle Papesse (de los Papas), la muestra más régia del renacimiento de Siena, hoy Centro de Arte Contemporáneo. Frente a la universidad. – La Pinacoteca Nacional. instalada en el Palazzo Buonsignori, con las pinturas más destacadas de los artistas sieneses. – La Fortezza Medicea, fortaleza construida para los Medici. – En Siena también se asienta una de las Universidades más antigua de Europa.

Irremisiblemente hemos de seguir camino. Como suele ocurrir, en un viaje se han de marcar prioridades y en este caso sacrificamos una visita exhaustiva a Siena para ampliar el recorrido a otras poblaciones de la llamada “Ruta del Chianti”.

Después de 38 km, tal como ya os avancé, llegamos a la guinda del pastel, San Gimignano delle Belle Torri. Dejamos el coche en uno de los aparcamientos exteriores a la ciudadela, donde se sitúa el núcleo de población más antiguo. Precio del aparcamiento, 4 euros por 2 horas. Entramos por la Puerta de San Giovanni y retrocedemos unos siglos en el tiempo. Como en otras poblaciones italianas las familias nobles competían en construir la torre más alta, la mayoría de ellas acabaron cayendo por las guerras o con el paso del tiempo, pero en San Gimignano de 72 torres se conservan 14. Estos precursores de los rascacielos se levantan sobre el pueblo ofreciendo una visión extraordinaria.

San Gimignano (La Toscana)

San Gimignano (La Toscana)

Observad bien la guía y escoged, aquí va una selección de lugares para visitar:

– La Via San Giovanni que da acceso a la población y la de San Matteo, son las más importantes del lugar. – La Torre Grossa (54 m.) es la más alta, desde la que se divisan fantásticas vistas de San Gimignano y sus alrededores; o la Torre Rognosa (50 m.), frente al Duomo. – La Collegiata situada en la Piazza del Duomo, interesantes los frescos de la Capilla de Santa Fina y la Anunciación junto al Baptisterio. – La Iglesia de San Agustín, es digno de admirar su interior Rococó. – El Palazzo del Popolo donde visitar el Museo Civico, con una estupenda pinacoteca. – El Museo San Gimignano 1300 nos explica diferentes aspectos del Medioevo en la Toscana. – Además, tienen el honor de haber creado el Museo de la Tortura y el de La Pena de Muerte, con todos los útiles relacionados con estos “trabajos”.

Cenamos en el Ristorante La Stella, en el nº 77 de la Via San Matteo. Su especialidad son los platos de jabalí (cinghiale). Lugar acogedor, servicio correcto y comida perfecta.

Casa Rural Podere Bellavista (San Gimignano)

Casa Rural Podere Bellavista (San Gimignano)

Esta noche nos alojamos en una casa rural, Podere Bellavista, a sólo 3 kilómetros de San Gimignano, al que se puede llegar a pie a través de un sendero de 1,5 kilómetros. Es una antigua casa rural completamente restaurada, rodeada de amplios prados, viñedos y olivares. Desde Bellavista, ubicado en la ladera de la colina frente a San Gimignano, se puede disfrutar de una magnífica vista de la villa medieval.

 


Día 7                    

Buenos días San Gimignano!!. Hoy iremos a comprar uno de los más apreciados vinos blancos, Vernaccia di San Gimignano, el primer D.O.C. de Italia. Nos atienden en una de las muchas enotecas de la ciudad, la Fiaschetteria di Boboli en la Via San Matteo nº48, se nos van los ojos viendo algunos de los grandes vinos italianos a la venta, pero esto implica una inversión elevada para nuestro bolsillo y aún nos queda mucho trecho por delante.

San Gimignano (La Toscana)

San Gimignano (La Toscana)

Seguimos paseando por la ciudad y subimos a la colina desde la Piazza delle Erbe. Allá a lo alto se levanta la Rocca di Montestaffoli, los restos de la fortaleza, desde la torre se puede observar una vista excepcional de San Gimignano y sus alrededores. Son interesantes de ver las Fuentes Públicas Medievales, lombardas, románicas y góticas – en el tramo final de la Via delle Fonti, cruzando la puerta y a la derecha – donde se abastecían de agua en el medioevo.

Gelateria di Piazza (Gelatteria Dondoli) (San Gimignano)

Gelateria di Piazza (Gelatteria Dondoli) (San Gimignano)

Entre torre y torre nos refrescamos en la Gelateria di Piazza (Gelatteria Dondoli), Piazza della Cisterna, nº 4, parece ser la más importante de Italia, a juzgar por las fotografías de personajes, expuestas sobre sus paredes, y los premios obtenidos. Una de sus especialidades es la Crema di Santa Fina, de azafrán y piñones. El azafrán se cultiva aquí desde tiempo inmemorial, con el que se preparaba el tinte para las telas. En el año 2005 fue el primer lugar de Europa al que se le concedió la Denominación de Origen Protegida.

Nos despedimos de San Gimignano para dirigirnos a Volterra, a 30 km. Elevada sobre una colina y en parte amurallada, aún conserva vestigios de la cultura etrusca, además de ser famosa por la extracción y procesamiento de alabastro.

 

Volterra (La Toscana)

Volterra (La Toscana)

Volterra es una ciudad muy completa e interesante para ser visitada, conteniendo elementos etruscos, romanos y medievales, como:

– El Duomo o catedral de Sta.Mª.Assunta, a destacar el artesonado del techo. – El Palazzo dei Priori (Palacio de los Priores), en la plaza del mismo nombre y corazón de la ciudad, impresionante el Salón del Gran Consejo. – La Muralla, de origen etrusco, conserva de aquella época la Porta all’Arco (Puerta del Arco), originalmente tenía siete kilómetros y fue modificada en la época medieval. – Museo Etrusco Guarnacci, con una colección de más de 600 urnas, además de joyas, monedas, vasos… – La Fortezza Medicea (Fortaleza de los Medici) son dos estructuras con una imponente torre, la Rocca Antica (Roca Antigua) y la Rocca Nuova (Roca Nueva). – El Teatro Romano. – El Palazzo Incontri-Viti, hoy dedicado a museo. En éste palacio y en la población, el gran director italiano Luchino Visconti rodó la película “Vaghe stelle dell’Orsa”.

“Sandra” o “Vagas estrellas de la Osa”, León de Oro en el Festival de Cine de Venecia 1965, película realizada en el mismo año, inspirada en el mito de Electra e interpretada por Claudia Cardinale, Jean Sorel y Michael Craig. El título es el principio del poema “Le Ricordanze” (Los Recuerdos) de Giacomo Leopardi, principal poeta del romanticismo italiano.
Seguimos de nuevo viaje a Panzano in Chianti, son 64 km, estamos recorriendo la ruta vinícola por excelencia. Pasaremos de nuevo por Siena, seguiremos por Pienza, llegaremos a Montalcino – patria del famoso vino Brunello de Montalcino – y, por último, embarcaremos en Civitavecchia.

 

 

Sobre el autor

Javier Soriano

Dejar un comentario

Simple Share Buttons