Viajes

Descubriendo… Lisboa (II)

Escrito por Xavi Soriano

En mi segundo día en Lisboa, hoy voy a visitar dos de los monumentos más emblemáticos: el Monasterio de los Jerónimos y la Torre de Belém.

Dia 2

Después de desayunar en el hotel, tomo el metro hasta Rossio (línea verde) y allí el tranvía 15 que directamente me llevará al barrio de Belém (parada Monasterio). Os recomiendo que vayáis a primera hora para evitar la masificación de turistas que se produce a media mañana.

Pero antes, os aconsejo que hagáis un alto en el camino para visitar la Antiga Confeitaria de Belém y tomar un café solo (bica) y la especialidad de la casa: ‘Pastéis de Belém’ o ‘Pastéis de Nata’, son pequeñas pastas de hojaldre con crema, cuya receta aún hoy es secreta. Dicen que estos son los originales.

Después de este dulce refrigerio, comienzo la visita por la Iglesia, la entrada es gratuita, y después el Monasterio y la Torre de Belem (10€ entrada combinada). En el Monasterio de los Jerónimos invirtieron casi un siglo en su construcción, se levantó para celebrar el regreso del navegante Vasco da Gama de su primer viaje a la India, aquí reposan sus restos. Al entrar en la Iglesia fijaros en las delgadas columnas octogonales que mantienen la bóveda de la nave central. Del Monasterio, no dejéis de visitar el imponente claustro de tres niveles.

Voy andando hasta la Torre de Belém que se encuentra a orillas del estuario del Tajo. De camino, pasando por la Praça Império, puedo contemplar el Monumento aos Descubrimentos, en el que sobre una carabela figuran 33 personalidades, todas ellas relacionadas con los descubrimientos: frailes, reyes, navegantes, escritores, cartógrafos, … En lo alto del monumento hay un mirador al que se puede subir por el módico precio de 3€. Después, por la Avenida Brasilia me dirijo a la Torre de Belém, magnífica fortificación construida como torre de defensa que comprende torre y baluarte.

De vuelta tomo el autobús 714 hasta Pl. Figueroa / Pl. Comercio. La primera intención era comer en el restaurante “O Farta Brutos” pero por la hora tuve que improvisar. He aquí el gran descubrimiento gastronómico de Lisboa, el ‘Restaurante A Licorista/O’Bacalhoeiro’ en el 222-224 de la Rua dos Sapateiros, ganador del reconocimiento Trip Advisor 2012. En realidad son dos restaurantes del mismo dueño comunicados entre sí. Aquí me decidí por un menú compuesto de: bacalhao, pan, queijo, vino, postre y café por 18€. La improvisación dió su fruto!!. Certificado de excelencia. Ah, y me invitaron a un chupito de cereza (bebida típica de Lisboa).

583 - Restaurante O Bacalhoeiro - Al Licorista

2012-08-18 14.04.10 OK

Por la tarde decido visitar una de las zonas más nuevas de la ciudad: el Parque de las Naciones. Para ir hacia allí tomo el autobús 259/279 en dirección estación Oriente. Pero, no os lo aconsejo, demasiada vuelta, es mejor tomar el metro que os dejará en la misma estación, obra del arquitecto español Santiago Calatrava. Pasear por todo el parque es un buen trecho, os recomiendo que llevéis agua (aunque la podéis comprar por el camino, eso sí un poco cara). Es como pasear por todo el paseo marítimo de Barcelona, ya que se encuentra a orillas del río Tajo. De hecho, mucha gente va a hacer deporte (bici, running,…).

El Parque de las Naciones se construyó en el año 1998 para celebrar la Exposición Mundial. Para ello se transformó una zona industrial. Hoy se conservan algunas construcciones realizadas para la exposición, algunas transformadas para otros usos. Podéis ver: la ya citada Estación Oriente, el Oceanario, el puente Vasco da Gama (el más largo de Europa), la torre Vasco da Gama (un edificio en forma de vela y el más alto de Lisboa, el teleférico (que recorre todo el parque), …

Por cierto, es curioso que los dos puentes de acceso a la ciudad, 25 de Abril y Vasco da Gama, son de peaje en sentido Lisboa. El 25 de Abril, 1,65 €, y el Vasco da Gama, 2,50 €.

Como ya os había comentado es un palizón, pero interesante de ver. Ya sin resuello tomo el Metro con dirección al hotel. Una buena ducha y a cenar.  

 

Dia 3

Buenos días Lisboa. Desayuno en el Hotel y tomo el metro hasta Cais do Sodré, donde parte el ferry hasta Cacilhas para visitar el Cristo Rei. Precio viaje i/v 3€ (1,75€ y 2,80€).

Antes de embarcar visito el Mercado Da Ribeira Nova donde, en el primer piso, los domingos se instalan paradas de coleccionistas: sellos, monedas,…

458 - Mercado da Ribeira

El trayecto en el ferry hacia Cacilhas es corto. A la llegada tomo el autobús a Cristo Rei (1,90€ i/v). Cristo Rei es un Santuario Nacional, situado en la población de Almada. La majestuosa imagen con los brazos abiertos situada sobre cuatro pedestales es muy parecida, salvando las distancias, a la del Cristo de Corcovado en Río de Janeiro (Brasil). En la base se encuentra la capilla de Nossa Senhora da Paz. Desde su mirador, objetivo de la mayoría de turistas, se pueden contemplar unas estupendas vistas de Lisboa y comprar recuerdos. Allí adquirí un libro de recetas de la cocina lisboeta, As grandes receitas das Familias Portuguesas de Filipa Vascondeus. Entrada al Cristo Rei, 5€.

De vuelta a la estación de Cais do Sodré, os aconsejo visitar el supermercado y ‘take away’ de la cadena ‘Pingo Doce’, al estilo Opencor, pero con muchos más productos y a un precio bastante más asequible. Si coincide con un fin de semana de verano, podréis ver largas colas de lisboetas que toman el tren para dirigirse a la playa.

Mediante la línea verde llego a la estación de Rossio, y en la Pastelaria Café Gelo – situada en la Praça Dom Pedro IV – aprovecho para tomar un pequeño refrigerio: café y pastéis de Belém.

Quiero desplazarme a Sintra, población de gran riqueza arquitectónica y paisajística que se considera visita imprescindible al viajar a Lisboa, dista 30 km.

El tren a Sintra parte a las 13:38h. (consultar precio). El viaje tiene una duración de unos 30-40 minutos. Al llegar a Sintra ya es la hora de comer, así que me dispongo a buscar un restaurante. Falla la primera intención, está cerrado, entro en uno cercano, el Restaurante Dom Pipas en el 62 de la Rua Joao de Deus, todo un descubrimiento en el que degustar cocina tradicional portuguesa. Uno de sus platos tradicionales son los ‘Maranhos da sertâ (embutido típico) com legumes salteados’ (9,50€). Primero unos pequeños entrantes (recordad que los entrantes los ponen directamente en la mesa, sino los queréis pagar hay que decir que los retiren o no probarlos), salada mista, maranhos, cubierto, agua y café por 15,65€.

469 - Restaurante D. Pipas en Sintra

2012-08-19 15.41.54 OK

Principales lugares a visitar:

Palazio da Pena y sus jardines. Majestuoso edificio alzado sobre la Sierra de Sintra, mezcla de diferentes estilos que lo hacen interesante para el visitante. En especial por sus dependencias y para el disfrute de un buen paseo recorriendo sus jardines. Entrada 13,50€.

Quinta da Regaleira. Palacio situado a un cuarto de hora del Nacional y cercano al centro histórico de Sintra, es conocido por guardar elementos constructivos relativos a la orden Templaria y la Masonería. Destaca su pozo al que se baja por una galería circular mediante una serie de escalones y rellanos que guardan relación con la Divina Comedia de Dante. Más allá de sus intrigantes elementos constructivos, la Quinta y sus jardines son una pasada, digna de ser visitada. Entrada 6€.

Castelo dos Mouros. También sobre la sierra y cercano al Palacio Nacional. Casi medio kilómetro de murallas, de las que hoy resta una pequeña parte, y cinco torres, que para llegar a la más alta es necesario subir 500 escalones, según dicen quienes los han contado. Entrada 7€.

Palacio de Montserrate. Es una quinta de veraneo rodeada por un jardín botánico. Entrada 7€.

Hay entradas combinadas de los cuatro a 25€.

Lisboa en general es bastante asequible pero la visita a ciertos monumentos culturales puede resultar un poco cara. Si váis a estar muchos días y la intención es visitar muchos espacios culturales podéis estudiar la opción de adquirir la tarjeta Lisboa Card, obteniendo importantes descuentos.

Como os habéis podido imaginar con unas pocas horas no se puede ver todo lo que os he anotado, tendréis que escoger, pero no olvidéis visitar el centro antiguo. Hacia las 19:40h. tomo el tren cercanías de vuelta en dirección Rossio (2,05€). Me paso por el hotel y luego a cenar en dirección C.C. de Cais do Sodré.

Volviendo al centro histórico para tomar un café en el conocido Café Nicola, estilo art decó, en la Praça do Rossio. Bueno, fué un pingado (cortado), algo caro pero con mensajes en los sobres de azúcar. Cabe decir que mi experiencia en este lugar no fue satisfactoria supongo que el motivo es la falta de atención del personal, atención dirigida al turismo que se concentra en la terrazza.

2012-08-19 22.30.13 OK

Y en la última entrega iremos de compras por Lisboa!!

 

Sobre el autor

Xavi Soriano

Dejar un comentario

Simple Share Buttons