Enoturismo

Finca Viladellops, el linaje vitivinícola de los Desvalls

Escrito por Xavi Soriano

En las escapadas de ocio y vacaciones muchas veces nos olvidamos que cerca tenemos grandes lugares para visitar, y eso nos lo confirmó la reciente salida #PenedesLovers que nos permitió recorrer parte del territorio del Penedès. Más concretamente el municipio de Olèrdola, la cuna del Penedès.

Las tierras del Penedès esconden magníficas estancias y lugares emblemáticos para disfrutar del enoturismo, como la Finca Viladellops ubicada en el núcleo con el mismo nombre y en pleno Massís del Garraf.

La Finca Viladellops es una propiedad de la familia Desvalls arraigada desde hace muchos años a la viña, y cuya longeva historia viene muy marcada por toda la gente que ha trabajado en ella desde la época de la Reconquista.

La Finca Viladellops no es solo una bodega con depósitos y barricas, hace ya más de dos años que Marcello Desvalls y su esposa Mª José apostaron fuertemente por el enoturismo basado en tres grandes vértices: la historia, el paisaje y la cultura del vino y del cava.

Justo los mismos pilares en los que se sostuvo la visita organizada por Penedès Lovers y que nos permitió viajar en el tiempo. Al fin y al cabo lo que acontece en el pasado marca el futuro.

La finca se encuentra estratégicamente situada en el corazón del Penedès cuyas tierras hace más de 15 millones de años se encontraban bajo el mar. Prueba de ello la infinidad de fósiles que se encuentran a lo largo de las diferentes hectáreas de viñedos.

La historia de Viladellops empieza con la llegada del Conde Sunyer I que reconquista el Castillo de Olérdola en el año 958, con la inminente entrada de los primeros cristianos. En aquella época era común marcar los núcleos poblados con una torre defensiva para dar seguridad y una capilla, cercana a las tierras, para honrar la fe.

Uno de los puntos álgidos del recorrido por la finca fue la visita al Centro de Interpretación de la família Desvalls, un linaje noble catalán que ha dejado huella en la historia. Un gran tesoro! Allí se encuentra uno de los fondos documentales nobiliarios más relevantes de Cataluña que recoge el fondo familiar y patrimonial de diecisiete grandes linajes. En 2017 ingresó en el Archivo Nacional de Cataluña.

El fondo documental tal como lo conocemos hoy fue iniciado por Antoni Miquel Desvalls i Ribes, Marqués de Alfarràs y de Llupià, e incluye documentación creada entre los años 981 y 1983 y referencias a las diferentes poblaciones que integraron su patrimonio.

Durante el recorrido por el centro descubrimos documentos únicos como la capitulación de Cardona, el romántico proyecto del Laberinto de Horta, un sueño hecho realidad y la trayectoría vinícola arraigada a la familia Desvalls.

Siglos más tarde, el cultivo de las tierras sigue al pie del cañón. Actualmente con 60 hectáreas con un total de 180.000 cepas de las variedades Xarel·lo y Garnacha. Todas ellas trabajadas con mucho esfuerzo por un grupo de 5 personas que en temporada alta llegan a ser unas 15. Un gran trabajo en equipo!

Como nos contó Marcello, el punto negativo de todos los viñedos es que durante medio siglo la viña del Penedès dejó de ser ecológica, sobretodo después de la llegada de la filoxera a inicios del siglo XX. Pero la historia reciente ha hecho retroceder a tiempos antaños para trabajar de nuevo los viñedos con cobre y azufre, productos minerales y abonos orgánicos. Echar la mirada atrás a veces puede modificar en positivo el futuro vitivinícola. Una filosofía más que acertadísima de Finca Viladellops.

El proyecto actual de Finca Viladellops nace hace 20 años y su resultado son vinos ecológicos con la mirada puesta en la sostenibilidad y las buenas prácticas y a la recuperación de la biodiversidad. Una apuesta de valor, de retroalimentación de la tierra basada también en el calendario lunar. Una gran apuesta!

Sus vinos están marcados con un gran carácter, reflejo del terruño de la zona, gracias a la tierra caliza que aporta una suntuosa salinidad a los vinos; sin olvidar el clima mediterráneo con esa marinada llegada del mar que provoca humedad a la viña durante la época de verano. Y todo ello se percibe en los vinos.

La ruta por la finca terminó en la cantina del pueblo donde degustamos dos de sus emblemáticos vinos con variedades locales.

Si queréis indagar un poco más en sus propuestas, ponemos especial atención también al vino Turó de les Abelles, con un coupage 90% Garnacha y 10% Syrah, que fue doblemente galardonado en los Premis Vinari (2017) como mejor vino ecológico y como mejor vino de guarda.

Para los amantes del vino espumoso no podéis dejar de degustar el L.D. Ancestral Clàssic Penedès, elaborado como bien se define con el método ancestral con la variedad de uva xarel·lo rojo. Ideal para maridar con platos guisados. Así que os propongo una sugerente receta de ‘Carrilleras de cerdo con camagrocs y champiñones Portobello‘ para que podáis disfrutar de un buen maridaje.

Finca Viladellops permite disfrutar de diferentes modalidades de visitas enoturísticas, además se encuentra muy cercana a otros puntos turísticos de interés. Una gran atracción incluso para el turismo vacacional y escapadas de fin de semana que se puede completar con estancias en la Masía Bellavista de la propia finca o en alojamientos cercanos.

Finca Viladellops
08734 Viladellops (Olèrdola)
www.fincaviladellops.com

Sobre el autor

Xavi Soriano

Dejar un comentario

Simple Share Buttons