Hortalizas, verdura, cereales y legumbres Huevos Recetas

Huevo poché con guisantes y coradella

Escrito por Xavi Soriano

El primer fin de semana de febrero se celebra una nueva edición de la Fira de la Candelera en Molins de Rei, con una gran protagonista La Coradella.

La Coradella es un plato tradicional de la cocina catalana y que durante muchos años fue conocido como el “esmorzar dels traginers” (el almuerzo de los arrieros). El ingrediente principal son los despojos de cordero (pulmones, corazón, hígado y sangre) acompañada de especias, sofrito y picada. La Coradella se come habitualmente durante la temporada de invierno, especialmente durante los días de la Fira de la Candelera.

Aprendí a cocinar su receta tradicional hace 4 años en el curso de Coradella impartido por Joan Garbí, un histórico restaurador de Molins de Rei.

Desde la edición anterior también se ha dado a conocer el embutido de Coradella, que es la versión usada en esta receta.

En esta ocasión acompañaré la Coradella con un sabroso huevo poché y con unos deliciosos guisantes frescos aportando un punto de dulzor al plato. Ha sido casualidad integrar los guisantes en la receta ya que su temporada buena es en primavera, pero ya se empiezan a ver en algunos establecimientos.

Ingredientes para 4 personas

  • 1 kg de guisantes frescos
  • 4 huevos (‘pica a terra’ @liderou)
  • AOVE Arbequina (@olisbargalló)
  • Embutido de Coradella
  • Condimentos salvajes: Sal Marina sin refinar, pimienta negra, tomillo y romero (@especiesama)

Preparación

Retiramos las vainas de los guisantes y los hervimos en una olla con agua y sal durante entre 2 y 5 minutos, dependiendo de su tamaño (en el caso de esta receta se han hervido durante 5 minutos). Pasados estos minutos retiramos del fuego y escurrimos el agua. Reservamos.

Forramos la parte interior de un bol con film transparente dejando un poco más por ambos lados. Untamos su interior con un poco de aceite e incorporamos el huevo. Espolvoremos los condimentos salvajes o en su defecto salpimentamos.

Cerramos el film transparente formando un pequeño cestito, enrollamos bien y atamos con la ayuda de una pinza.

Sumergimos el cestito en un cazo con agua hirviendo durante 4 minutos para cocinar el huevo poché. Retiramos del cazo.

En un plato disponemos una base de guisantes y en el centro incorporamos el huevo poché. Aliñamos con un poco de AOVE.

Repartimos una láminas finas de Coradella a las que previamente les damos un toque de calor para realzar más su sabor.

Y ya tenemos listo un rico plato para chuparse los dedos. Bon appétit!


Sobre el autor

Xavi Soriano

Dejar un comentario

Simple Share Buttons