Aves Navidad Recetas

Redondo de pollo relleno de jamón y queso con salsa de ceps

Redondo de pollo relleno
Escrito por Xavi Soriano

El redondo de pollo es uno de los platos que permite infinitas combinaciones con distintas salsas. Habitualmente lo cocinamos con grandes redondos para comidas o cenas grupales. En este caso presentamos la receta para los días en que uno no come acompañado pero que le apetece comer este plato. Y que mejor que acompañarlo con una salsa elaborada a base de ceps. En esta ocasión son secos e hidratados, ya que nos encontramos fuera de temporada de estos hongos (los bosques de pinos són el hábitat de los ceps durante el otoño).

Ingredientes para 1 persona:

· 1 redondo de pollo relleno pequeño (jamón y queso, recubierto de bacon)
· 200ml. de nata líquida
· 50gr. de ceps secos o deshidratados
· 2 tacitas de agua
· 1 chorrito de ron
· sal
· pimienta
· cebolla en polvo

Elaboración:

  1. Poner los ceps a hidratar en una fuente con agua templada durante una media hora. En una sarten saltear los ceps salpimentados y con la cebolla en polvo. Retirar los hongos a los pocos minutos de cocción. Con la aroma que nos han dejado incorporar un poco más de aceite y sellar el redondo de pollo. Cuando esté doradito incorporar las setas y las dos tacitas de agua (opcional utilizar el agua de la hidratación de los ceps). Tapar y dejar cocer a fuego medio/bajo durante unos 40-45 minutos. A media cocción añadir el chorrito de ron, quemar el alcohol y volver a tapar. Terminar la cocción y retirar el pollo (aprovechar para quitar el hilo que envuelve el pollo).
  2. Añadir a las setas la nata líquida y salpimentar. Dejar cocer un poco la mezcla a fuego no muy alto. Retirar del fuego y batir hasta que nos quede una textura de salsa.
  3. El plato se puede presentar con el redondo entero o bien cortado en rodajas no muy gruesas. Por encima disponer la salsa.

Consejos útiles:

No pinchar el redondo de pollo para que no pierda los jugos interiores sino se corre el riesgo que queda seco por su parte interior o que salga el queso.

Si no sois muy salseros es posible que os sobre salsa, así que la podéis congelar para un uso posterior. O bien, aprovechar las mismas proporciones para hacer un par de redondos, o servir la salsa restante en una salsera (es posible que a alguien le guste mojar el pan!!).

 

 

Sobre el autor

Xavi Soriano

Dejar un comentario

Simple Share Buttons