GastroExperiencias Restaurantes

Restaurante La Cucanya

Escrito por Xavi Soriano

Hace unos días celebramos un aniversario en familia y lo hicimos en un lugar emblemático de la costa garrafense. Vilanova i la Geltrú, la capital de la comarca, tiene algo que no deja indiferente al visitante y el restaurante La Cucanya, con treinta años de existencia, es un digno representante de su restauración.

El segundo acontecimiento de la jornada fue el poder ser los primeros comensales a degustar el menú de temporada de verano, unos días antes de su puesta en marcha.

Al llegar a su ubicación notamos la excepcionalidad del lugar situado en el Racó de Santa Llúcia, un saliente de la costa donde el mar bate las rocas más allá de la balaustrada que lo delimita. Por debajo del edificio principal, una antigua masía, un comedor auxiliar y frente a él una extensa capa de su cuidado césped invita a sentarse en los sillones dispuestos bajo los parasoles naturales, y tomar una bebida refrescante acompañada de unos platillos de pescado. Sus cuatro aparcamientos estratégicamente dispuestos permiten cubrir las necesidades de los clientes. En su extremo se ubica una carpa para acoger bodas o celebraciones.

Una amplia recepción da paso a un comedor auxiliar y al comedor principal, para un centenar de comensales, cuyos ventanales se abren al Mediterráneo con unas vistas excepcionales que alcanzan hasta la bocana del puerto de Vilanova. Su gerente Carlos Alcover nos detalló con breves pinceladas la historia del restaurante y da paso a la presentación del menú elaborado por el chef Andrés Herreros.

Menú de temporada de verano

Un menú compuesto por dos aperitivos, cuatro platos y un postre. Platos mediterráneos y refrescantes, que se agradecen en esta época del año, elaborados con productos de proximidad. La crema de gazpacho con el toque ahumado de la anguila del Delta. El pulpo de Vilanova sobre el lecho de puré de ají amarillo ligeramente picante y el bouquet de brotes. El lomo de merluza rebozado con panko, crujiente por fuera (sin grasa) y sabrosa por dentro, acompañado de tártar de tomate con aceitunas negras que recuerda la salsa sorrentina, las hojas de espinacas con unas gotas de yogur dan un toque de frescor al plato. Las tiras de pluma ibérica y manzana Granny Smith acompañadas por berenjena en dos texturas.

Mención especial merece el carro de servicio para postres con una amplia selección que hace casi imposible escoger de entre ellos. Para su mejor conservación éste se mantiene en un frigorífico acristalado.

Para maridar, la propuesta de Carlos fue un vino espumoso de la comarca, LD Ancestral 2014 Xarel·lo Vermell de Finca Viladellops de reciente degüelle. Una excelente elección de la que os damos unos breves apuntes al final de esta entrada.

Nos atendió Jesús que supo acompañarnos con suma amabilidad. La temperatura de servicio de los platos fue la adecuada, el tiempo del servicio entre plato y plato el correcto, la información de cada uno de ellos la apropiada y su cordialidad innata nos hizo disfrutar del momento. Ya al final un joven ayudante nos presentó los postres y sirvió los cafés con la misma corrección y amabilidad.

En el mismo momento que se presenta el menú de temporada se incorporan en la carta nuevos platos tan o más atractivos que los degustados en nuestra visita. Por ejemplo, podemos encontrar las siguientes sugerencias:

Ensalada de langostinos en tempura y vinagreta de frutos rojos

Pechinas de pelegrino con crema Parmentier

Arroz meloso de verduras con salicornia

Gallo negro de corral con Gambas de Vilanova

Brocheta de filete de ternera con salsa Diabla y arroz al curry

Además también cabe la posibilidad de disfrutar de otro momento gastronómico con el menú Mariner por 38€ (mínimo para 2 personas e incluye IVA) con 9 platos que incluyen carpaccio de salmón ahumado, dados de bonito fresco escabechado, caracoles de pincho “canyailles”… El pescado se puede cocinar con numerosas técnicas. Este menú ofrece las más representativas de su cocina.

La carta de vinos y cavas se completa con casi un centenar de referencias de bodegas locales del Massís del Garraf y de diferentes DO nacionales e internacionales.

Sin duda este primer encuentro en La Cucanya es un punto de partida para seguir degustando sus propuestas culinarias en próximas visitas que deseamos no demorar mucho.

Restaurant La Cucanya
Racó de Santa Llúcia, s/n
08800 Vilanova i la Geltrú (Barcelona)
Web: www.restaurantlacucanya.com
Tel.: +34 938 151 934
Email: info@restaurantlacucanya.com
Twitter: @lacucanya
Facebook: facebook.com/cucanya

Horario:
Servicio de comidas, de lunes a domingo de 13:30h. a 16h.
Servicio de cenas, de jueves a sábado de 20:30h. a 23h.
Atención al cliente todos los días de 10h. a 19h.

 

Un apunte sobre el vino

LD Ancestral 2014 de Finca Viladellops es un vino rojo espumoso elaborado al 100% con uva Xarel·lo Vermell de cepas antiguas cultivadas a 250 metros de altura cerca del Castell d’Olérdola y siguiendo el método Ancestral. Según palabras de su enólogo, Carlos Nieto, se elabora mediante una selección en viñedo y mesa de la mejor uva. Maceración prefermentativa en prensa de 12 horas a 12ºC. Vinificación del mosto obtenido en depósitos de acero inoxidable a temperatura controlada de 15ºC. Embotellado cuando el azúcar residual está en torno a 24g/l. Termina el vino fermentado en la botella sin adicción de azúcar ni aditivos fermentativos ni clarificantes. El degüelle se efectúa a los 15 meses sin adicción de licor de expedición.

Nota de cata: Color suave piel de cebolla. Aromas frescos, muy frutados y con notas cremosas de crianza perfectamente combinados con la espuma. En boca es fino, afrutado, cremoso, de suave entrada y muy prolongado en su post-gusto. Recuerda a manzanas al horno.

 

Sobre el autor

Xavi Soriano

Dejar un comentario

Simple Share Buttons