Postres Recetas

Tarta Tatin (Tarta de Manzana)

Escrito por Lidia Argemí

Tienes manzanas en el frigorífico que se van a echar a perder. Aquí tienes la solución. Esta tarta es famosa desde que nació en Francia, de la mano de las hermanas Tatin a finales del siglo XIX, a resultas de un error: se habían casi quemado las manzanas y decidieron poner la masa encima . De ella se han publicado mil y una recetas. Aquí va otra fácil de realizar que resultará crujiente y gustosa de flavor (sabor). Os aseguro que después de esta no la volveréis a hacer como antes.

 

Ingredientes para 4 o 6 personas:

  • 5 manzanas Golden (aprox. 1 kg.)
  • 75 gr. de mantequilla
  • 200 gr. de azúcar
  • 1 hoja redonda de pasta de hojaldre

 

Elaboración:

  1. Sacar el corazón de las manzanas, venden un útil de cocina para esto o sino manualmente después de cortarlas. Han de salir 16 trozos por manzana, primero por la mitad, luego cada trozo por la mitad y finalmente cada uno por la mitad. Quedarán unos gajos ni muy gruesos ni muy finos.
  2. En una sartén con recubrimiento de teflón fundir la mantequilla y el azúcar. Añadir los trozos de manzana y remover con cuidado para que se impregne bien, primero a temperatura media y después de 5 min. más alta. Remover con cuidado y vigilar que se vaya dorando sin llegar a quemarse. Cuando esté dorada, reservar.
  3. Untar con un poco de mantequilla un molde bajo que sea un poco más pequeño que la hoja de pasta de hojaldre. Colocar sobre ella una hoja de papel de horno que cortaréis a la medida del molde.
  4. Repartir bien sobre el papel las manzanas caramelizadas y el caramelo resultante.
  5. Cubrir con la hoja de pasta de hojaldre. Doblar el extremo para que quepa dentro del molde, como si fuera un ribete, apretando bien para que se pegue. Pinchar varias veces con un cuchillo para que salgan los vapores del hervor.
  6. Introducir en el horno precalentado a 220 grados durante unos 15 minutos. La pasta ha de quedar dorada pero no quemada.
  7. Dejar enfriar un poco para poder manipular el molde sin quemaros. Colocar una fuente de servicio sobre la masa y girar para que ésta quede sobre ella.
  8. Desamoldar con cuidado, retirando la hoja de papel de horno poco a poco para que no queden restos en ella.
    No es necesario mantenerla en el frigorífico.
    ¡Buen provecho!

 

Consejos prácticos:

Hay quien corta la manzana a trozos irregulares.
Hay quien hace la manzana al horno sobre el molde.
Hay quien las hace con almíbar.
A nosotros nos gusta más de esta manera.

Se puede hacer con mantequillas bajas en grasa o con margarina.
La podéis hacer con todo tipo de fruta, aunque aconsejamos rebajar la cantidad de azúcar dependiendo del tipo de fruta.

También se puede hacer al revés. Situando la masa sobre el molde y colocando uno tras otro los gajos de manzana caramelizada, pero esto ya será otra tarta.

Sobre el autor

Lidia Argemí

1 Comentario

Dejar un comentario

Simple Share Buttons