Pescado y marisco Recetas

Bacalao con alioli

bacalao con alioli
Publicado por Lidia Argemí

Un plato básico con tres ingredientes especiales: bacalao, patatas y alioli. Tres productos cuya alta calidad lo hacen aún más especial. Al desalar el bacalao el punto de sal a de ser evidente, ni salado ni dulce. Es indudable que la patata ha de ser de calidad, como las de antaño. Que decir del alioli, solo ajo y aceite de reconocida calidad y un mortero. Nada más. Bueno, sí, un vino a gusto del comensal.
Ingredientes para 4 personas:

  • 8 trozos generosos de bacalao, si es lomo mejor
  • 4 patatas grandes para hervir
  • 2 litros de agua mineral
  • 4 huevos duros

Para el alioli:

  • 2 ajos
  • 250 ml. de aceite

Elaboración:

  1. Desalar el bacalao al punto de sal. Reservar.
  2. Pelar y cortar a cuadros grandes las patatas. Hervirlas en una olla con el agua y un poco de sal (sin pasarse). Al introducir las patatas ha de quedar espacio suficiente para que, una vez hervidas y parada la cocción, podamos sumergir los trozos de bacalao durante 8 minutos.
  3. Después retiramos los trozos de bacalao en un plato sin escurrir.
  4. Escurrimos las patatas, las disponemos en una fuente que puede ir al horno y las chafamos con una espátula. No queremos que parezca un puré, sino patata chafada, de forma tosca e irregular.
  5. Distribuimos el líquido que ha escurrido el bacalao sobre las patatas y seguidamente se colocan los trozos de bacalao con la piel sobre la patata, y embadurnamos con un pincel la superficie con el alioli que habremos hecho, mezclado con un poco del agua de cocción.
  6. Situar la bandeja en el horno pre-calentado a 170º con el grill encendido. Dejar durante 8 minutos, tiempo suficiente para que se mezclen jugos y sabores que definen este plato.
  7. Servir con una espátula grande cogiendo las patatas y el bacalao a la vez.
  8. Acompañar con los huevos duros.

Servir caliente.
Buen provecho!!

Consejos prácticos:

El bacalao debería ser bueno, si es grueso mejor, pero entendemos que al precio que hoy se cobra es demasiado elevado para algunos bolsillos. Podéis utilizar un bacalao de cierto grosor y de precio más asequible. Muchas veces habréis oído que hace muchos años el bacalao salado era comida de pobres y que el pollo solo se comía en grandes festividades, esto lo podemos corroborar los seniors de flavorcook. De todas maneras con el hervido corto conseguiremos que se abra el bacalao en hojas, el alioli penetrará en ellas y a su vez sus jugos darán sabor a la patata.

Sobre el autor

Lidia Argemí

2 Comentarios

Dejar un comentario

Simple Share Buttons