La cocina de Lidia Pescado y marisco Recetas

Calamares rellenos con almejas

Publicado por Lidia Argemí

Un guiso con calamar relleno es un poco laborioso ya que conlleva la necesidad de tener un buen producto y una limpieza a fondo para no encontrarnos alguna sorpresa. Este cefalópodo vive debajo de la arena para pasar desapercibido y no acabar en el estomago de sus depredadores.

Por ello es muy apreciado en la buena mesa ya que no todo el mundo está dispuesto a pasar una hora o más en la cocina. Os recomiendo un buen pinche para las labores más ingratas, puedo asegurar que el trabajo en pareja es mucho más llevadero.

Ingredientes para 4 personas:

  • 12 calamares medianos
  • 200 gr. ternera picada
  • 150 gr, cerdo picado
  • 50 gr, foie
  • 100 gr. girgolas o champiñones
  • 400 gr. almejas
  • 1 cebolla grande
  • 3 dientes de ajo
  • 4 c/s tomate triturado
  • 1 c/s de nyora concentrada
  • ½ vaso vino rancio u oloroso
  • 1 l. caldo de pescado y marisco
  • aceite de oliva virgen
  • sal
  • pimienta

Elaboración:

  1. Ponemos las almejas en agua y sal para que suelten las impurezas.
  2. Limpiamos los calamares, quitamos las las aletas y lavamos bien estos y los tentáculos. Es conveniente dar la vuelta los cuerpos para extraer bien la mucosidad y elementos no deseados. Cortamos en trozos pequeños las aletas y tentáculos. Reservamos
  3. En una sarten con un poco aceite freimos ligeramente las carnes y añadimos los trozos de calamar y el foie en pequeños trozos. Salteamos unos 5 minutos y reservamos para que se enfríe.
  4. Rellenamos los calamares dejando un pequeño espacio superior para coser con un palillo. Reservamos.
  5. Vamos a por el sofrito. En una cazuela con 4 c/s de aceite pochamos la cebolla y los ajos que habremos cortado en trozos pequeños mientras que se enfriaba el relleno. Cuando haya alcanzado un buen color añadimos el tomate y la nyora. Al tomar un tono brillante le echamos el vino para recuperar los azucares pegados a la cazuela. Después de evaporar el alcohol añadimos los calamares, los salteamos para que se incorpore la salsa y cubrimos con el caldo. Dejamos cocer a fuego lento hasta que estén tiernos.
  6. Unos 5 minutos antes de terminar el plato añadir las almejas. Dejar que se abran y parar la cocción.
  7. Servir caliente.

Buen provecho.

Consejos prácticos:

Vuestro/a proveedor/a de pescado, como suele hacer, os ha de servir los calamares limpios: vaciando el interior y eliminando los ojos y el pico. Es bueno comprobar que lo haya hecho ya que es desagradable encontrarlo en el relleno.

Sobre el autor

Lidia Argemí

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Suscríbete al boletín!
Simple Share Buttons