Carne La cocina de Lidia Recetas

Costilla de cerdo con castañas

Publicado por Lidia Argemí

De los frutos que nos da el otoño, este es de los más apreciados. Tiene su punto álgido, el último dia de octubre. Antes de caer en una costumbre principalmente americana: Halloween. Dejando aparte el “truco o trato”, pasemos al plato en cuestión, elaborado con dos productos que congenian perfectamente: el cerdo y las castañas.

Ingredientes para 4 personas:

  • 12 trozos de costilla de cerdo (de unos cuatro dedos de largo)
  • ½ kilo de castaña seca
  • 2 tomates maduros
  • 2 cebollas
  • 3 dientes de ajo
  • aceite de oliva virgen
  • sal
  • pimienta negra
  • agua mineral

Para el majado:

  • 8 almendras tostadas
  • 2 carquinyolis (carquiñol o carquiñon)
  • 1 diente de ajo

Elaboración:

  1. El día anterior poner en remojo, con agua mineral, las castañas secas.
  2. Salpimentar las costillas y dorarlas en una cazuela con un poco de aceite, tener en cuenta que estas desprenden su grasa. Reservar.
  3. En la misma cazuela con el aceite de dorar las costillas, añadir las cebollas y los ajos cortados a brunoise, y los tomates rallados. Sofreír. Añadir las costillas, remover para integrar la salsa y agregar el agua que no llegue a cubrir. Dejar cocer 1 hora.
  4. Eliminar el agua de las castañas y cocer en un cazo con agua y sal, como si fuese una legumbre (a fuego medio/bajo). Es importante que hiervan lentamente. Cuando hayan perdido su dureza, retirar y escurrir.
  5. Introducir en la cazuela con la costilla durante los últimos minutos de cocción. Si es necesario rectificar de sal.
  6. Añadir el majado, dejar que se integre antes de parar la cocción. Reservar.

Consejos prácticos:

Os preguntaréis porqué utilizar castañas secas y no las frescas de temporada. Es por cuestiones prácticas. La castaña fresca también se ha de cocer y pelar, este último paso requiere destreza para no romperla, pues las necesitáis enteras.

Si preferís castaña de temporada, es mejor cocerlas en el microondas. Hacer dos cortes en forma de cruz en la panza e introducir en él cubiertas con la tapa protectora, a 800 durante 2 o 3 minutos. Veréis que están hechas cuando se desprende fácilmente la piel interior. Cuidad de no pasarse, ya que después se acaban de cocer en la cazuela.

Es recomendable elaborar este plato el día anterior.

Sobre el autor

Lidia Argemí

Dejar un comentario

Simple Share Buttons