Postres Recetas

Flan de café

Publicado por Lidia Argemí

En mi infancia había una marca de preparado para flanes que hacía furor: Flan Chino Mandarín, que todavía existe. Muchos niños como yo esperávamos cada año la Feria Internacional de Muestras de Barcelona, donde en la Plaza del Universo se reunían stands de infinidad de marcas de alimentación, para celebrar nuestro particular festín. Pero, volvamos al presente, hoy vamos a preparar un flan aromatizado, realizado con el método tradicional, es decir, sin preparado para flan y al baño María.

En mi infancia había una marca de preparado para flanes que hacía furor: Flan Chino Mandarín, que todavía existe. Muchos niños como yo esperávamos cada año la Feria Internacional de Muestras de Barcelona, donde en la Plaza del Universo se reunían stands de infinidad de marcas de alimentación, para celebrar nuestro particular festín. Pero, volvamos al presente, hoy vamos a preparar un flan aromatizado, realizado con el método tradicional, es decir, sin preparado para flan y al baño María.

Ingredientes para 6 personas:

  • 400 ml. de leche entera
  • 100 ml. de café expreso
  • 4 huevos
  • 100 gr. de azúcar
  • piel de limón
  • 1 trozo de canela en rama

Para el caramelo:

  • 60 gr. de azúcar
  • agua

Material:

Flaneras cónicas y lisas de acero inoxidable de 200 ml. de capacidad.

Elaboración:

  1. Verter en un cazo la leche, la canela y la piel de limón. Calentar a baja temperatura, sin que llegue a hervir, durante 15 minutos para que infusione.
  2. Batir los huevos en un bol con el azúcar, hasta que la mezcla se vuelva blanquecina y aumente de volumen. Verter en el bol el café y la leche, colada para separar la canela y la piel de limón, mezclar bien.
  3. Para hacer el caramelo, en un cazo verter el azúcar y unas gotas de agua, calentar a baja temperatura moviendo ligeramente el cazo. Poco a poco se irá dorando, parar y repartir en las flaneras, moviéndolas con el fin de que cubra las paredes. Está operación debe ser muy rápida ya que tiende a enfriarse con facilidad.
  4. Acto seguido llenar las flameras con el flan líquido.
  5. Colocar las flameras en una fuente honda, de la medida apropiada y justa para los 6 recipientes.
  6. Seguidamente llenar de agua hasta la mitad de la altura de las flameras. Introducir la fuente en el horno pre-calentado a 125º, sobre una rejilla situada en la parte baja (nunca sobre la solera) y dejar unos 60 minutos o hasta que cuaje, dependiendo del horno. Se puede comprobar pinchando con una brocheta.
  7. Después dejar enfriar e introducir en el frigorífico.
  8. Para desmoldar, pasar un cuchillo fino entre el flan y la pared del vasito. Poner boca a bajo sobre un plato, manteniendo cogidos con ambas manos el plato y el vasito, agitar bruscamente y se desprenderá.

Consejos prácticos:

Repartir el líquido por igual entre todas las flameras. Es conveniente no llenar hasta el borde para poder desmoldar con facilidad.
Vigiliad que el agua no hierva, si llegara a ocurrir se observarían en los flanes burbujas de aire.
Se observa que cuaja, cuando se adhiere a las paredes haciendo un cordón. Poco a poco en la superficie se forma una membrana.
El baño María, al parecer debe su nombre a una alquimista griega. Es utilizado en diversas industrias para calentar un producto líquido o sólido uniformemente, mediante un recipiente que se introduce en otro mayor con agua cuya temperatura no exceda de los 100º, para que no llegue a ebullición.
 

Sobre el autor

Lidia Argemí

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Simple Share Buttons