Postres Recetas

Mona de Pascua con fruta confitada

Mona de Pascua con fruta confitada
Publicado por Lidia Argemí

Después de comprobar que en nuestro recetario había dos Monas de Pascua con cobertura de mantequilla, hoy os presentamos la de cobertura de mermelada con fruta confitada, que no escarchada, que realizamos este año e ideal para próximas ocasiones. ¡Nunca es tarde, si la dicha es buena!

 

Ingredientes para 6/8 personas:

  • 4 huevos
  • 125 gr. azúcar glas
  • 125 gr. harina de trigo
  • 1 c/s de levadura química
  • 1 limón
  • sal
  • agua
  • azúcar
  • 150/200 gr. de mermelada de albaricoque
  • 50 gr. almendra en grano
  • trozos de fruta confitada al gusto (en nuestro caso: naranja, melón y cerezas)
  • un huevo o figura de chocolate

Utensilios:

1 molde con apertura para desmoldar, de 22 o 23 cm.
1 lira para cortar bizcocho, el corte siempre quedará paralelo a la base.
1 espátula pastelera para distribuir la cobertura.

Elaboración:

  1. Batir las claras añadiendo poco a poco el azúcar glas, hasta llegar al punto de nieve.
  2. Añadir la piel de limón rallada, las yemas y un poco de sal, mezclando homogéneamente.
  3. Seguidamente agregar la harina mezclada con la levadura tamizadas, utilizando una espátula, removiendo suavemente para incorporar aire a la masa.
  4. Cubrir el fondo del molde con papel para horno, o rociarlo con un spray para desmoldar.
  5. Verter la masa en el molde cubriendo bien el fondo. Dejar caer el molde contra la encimera para que se vaya situando la masa, que habrá quedado bastante espesa y quizás deberéis utilizar una espátula para repartirla.
  6. Introducir en el horno pre-calentado a 170º durante 30 minutos, situando la rejilla de soporte a unos 10 cms de la base.
  7. Como siempre hemos repetido: no abrir el horno hasta haber transcurrido los 30 minutos.
  8. Sacar del horno y dejar enfriar.
  9. Cuando esté bien frío, desmoldar con cuidado.
  10. Cortar horizontalmente por la mitad con una lira, marcar con unos palillos para que al volverlo a montar coincida.
  11. Hacer un almíbar ligero, con agua y azúcar, y mojar con un pincel el interior del bizcocho.
  12. Batir con un brazo triturador la mermelada para que resulte suave al paladar y para que al cubrir la parte superior del bizcocho ofrezca un aspecto brillante.
  13. Situar el bizcocho sobre el plato del molde para que al cubrir los laterales podáis moverlo sin miedo a romperse.
  14. Cubrir con 1/3 de la mermelada la base del bizcocho. Colocar la parte superior, y cubrir la parte superior y el lateral con el resto de la mermelada, utilizando la espátula pastelera.
  15. Tostar la almendra en grano en una sartén.
  16. Manteniendo con una mano el bizcocho, con la otra coger un puñado de almendra en grano y con la mano abierta pegarla al lateral, repetir hasta cubrir todo el lateral.
  17. Colocar la fruta y los adornos a vuestro gusto.
    Buen provecho!!

Consejos prácticos:

Veréis como el bizcocho de la receta quedará bastante plano y la corteza no será necesario recortarla. Aunque ya sabéis que si os ocurre, la desmoldáis aún caliente con cuidado y la situáis boca a bajo sobre una rejilla. Cuando se enfríe habrá quedado plana.
Es mejor hacer el bizcocho el día anterior y guardarlo dentro de una bolsa de congelar en la despensa.
La fruta confitada se obtiene mediante una cocción previa para ablandarla, cubriéndola posteriormente con un almíbar.

Sobre el autor

Lidia Argemí

1 Comentario

Dejar un comentario

Simple Share Buttons