Carne Recetas

Pierna de cordero rellena

Pierna de cordero rellena
Publicado por Lidia Argemí

Puede que un día, durante la compra de productos frescos, encontréis alguna oferta que os pueda interesar. Convenientemente congelada la podéis reservar para un domingo o fiesta familiar. En el caso de esta pierna de cordero, el día anterior al señalado para el evento, previamente descongelada en el frigorífico, nunca fuera de él, podréis cocinar un plato que os dejará satisfechos, por lo fácil de realizar y el resultado obtenido.

Puede que un día, durante la compra de productos frescos, encontréis alguna oferta que os pueda interesar. Convenientemente congelada la podéis reservar para un domingo o fiesta familiar. En el caso de esta pierna de cordero, el día anterior al señalado para el evento, previamente descongelada en el frigorífico, nunca fuera de él, podréis cocinar un plato que os dejará satisfechos, por lo fácil de realizar y el resultado obtenido.

Ingredientes

  • 1 pierna de cordero
  • 1 butifarra cruda (30 cms.)
  • 4 huevos
  • 25 grs. de pasas sin pepitas
  • 15 grs. de piñones
  • 2 manzanas Golden
  • ½ vasito de vino rancio u Oporto
  • ½ vasito de coñac
  • 1 vaso de agua
  • sal
  • pimienta
  • aceite de oliva virgen
  • hilo de cocina para atar (de algodón)
  • 1 nuez de mantequilla

Elaboración

  1. Este plato es necesario hacerlo el día anterior, para que repose una noche en el frigorífico. Pedir al carnicero/a de confianza una pierna de cordero deshuesada y pulida.
  2. Con los huevos hacer una tortilla en una sartén que tenga el diámetro igual o similar al largo de la pieza.
  3. Abierta la carne con la parte exterior sobre el mármol, salpimentar. Poner la tortilla y sobre ella, en el extremo inferior, la butifarra cruda. Distribuir por encima las pasas y piñones. Comenzar a enrollar por la parte inferior, apretando bien para que no quede holgada. Atar con el hilo de cocina, comenzando por un extremo, anudando cada vuelta y apretando hasta llegar al otro extremo. Seguidamente pasar longitudinalmente y anudar el hilo por cada vuelta hasta el extremo y hacer lo mismo por el otro lado. Es importante que quede bien prieto y sin holguras.
  4. Disponer en una fuente que tenga un medida idónea para la pieza a hornear, con un chorro de aceite. Introducir en el horno pre-calentado a 180º. Girándola para que quede sellada. A los 30 minutos bajar a 160º y añadir el vaso de agua. Al cabo de 10 minutos añadir el vino, el coñac y las manzanas sin pelar cortadas a octavos. Dejar aproximadamente 80 minutos más o hasta que esté dorada, girándola de vez en cuando para que se impregne de los jugos y no quede reseca. Dejar enfriar, cortar y eliminar el hilo e introducir en el frigorífico. Triturar las manzanas junto con los jugos y reservar en frigorífico.
  5. Al día siguiente cortar la pieza con un cuchillo afilado a trozos no muy gruesos. Calentar la salsa en un cazo y disolver en ella la nuez de mantequilla. Reservar.
  6. Se puede comer frío como fiambre o calentar en plancha y servir napado con la salsa caliente.

Consejos prácticos

Aunque se ha dejado enfriar para que quede más compactada, se ha de cortar con cuidado para que no se abra.
Para el relleno también se pueden utilizar ciruelas pasas y dátiles, sin hueso.
No es conveniente pinchar la carne durante la cocción para que no pierda los jugos y quede reseca.

Sobre el autor

Lidia Argemí

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Simple Share Buttons