Entrantes Recetas

Tomate de Montserrat relleno de “trampó” mallorquín

Tomate relleno de trampó
Publicado por Lidia Argemí

La cocina mallorquina se distingue por su frescura y mediterraneidad, hermanada con las cocinas valenciana y catalana. Hoy presentamos un plato veraniego muy apreciado en “ses illas”, el trampó. Lo hacemos acompañado de un tomate de características especiales cuya variedad se recolecta durante un periodo corto del verano, el tomate de Montserrat. Este es un plato de fusión entre dos comunidades cercanas en la distancia, las costumbres y la lengua.

La cocina mallorquina se distingue por su frescura y mediterraneidad, hermanada con las cocinas valenciana y catalana. Hoy presentamos un plato veraniego muy apreciado en “ses illas”, el trampó. Lo hacemos acompañado de un tomate de características especiales cuya variedad se recolecta durante un periodo corto del verano, el tomate de Montserrat. Este es un plato de fusión entre dos comunidades cercanas en la distancia, las costumbres y la lengua.

Ingredientes para 4 personas:

  • 4 tomates variedad Montserrat o rosa, grandes
  • 1 tomate de ensalada
  • 1 cebolla tierna variedad Babosa
  • 1 pimiento verde
  • alcaparras o alcaparrones
  • sal
  • aceite de oliva virgen

Elaboración:

  1. Lavar y cortar por la mitad los tomates. Salar, aliñar con aceite de oliva virgen y reservar.
  2. Cortar a a trozos pequeños el tomate, la cebolla y el pimiento verde. Introducir en un bol, salar y aliñar. Mojar, pero no inundar de aceite.
  3. Rellenar los tomates, disponer en el frigorífico durante media hora y servir.

Información adicional:  

El tomate de Montserrat es de sabor ligeramente dulce, de baja productividad y gran calibre. Tiene poca pulpa, por dentro está casi vacío y esta peculiaridad lo hace idóneo para rellenar, su color externo es rosa. Tiene forma de calabaza, con ondulaciones redondeadas y suaves. Se recolecta en las comarcas del Vallès (Barcelona) y el Empordà (Girona).
Los mallorquines dirán que la cebolla se ha de cortar a juliana, pero para relleno nos gusta más a trozos pequeños, ya hemos dicho que era un plato fusión.
Las alcaparras, los tallos y alcaparrones se obtienen de la planta trepadora conocida como alcaparro  (Capparis Spinosa). Estos tres productos se recolectan en distintas épocas del año: los tallos en abril, por su textura tierna; las alcaparras en julio y son los botones de la flor; en agosto o setiembre el alcaparrón, que es el fruto de la planta. En la cocina se utilizan encurtidas, maceradas con agua, vinagre y sal. La alcaparra es el componente principal de la salsa tártara.
La cebolla variedad Babosa es de sabor dulce, piel amarillenta y carne blanca. La que utilizamos se recolectó en Ullastrell (Vallès Occidental – Barcelona).

Sobre el autor

Lidia Argemí

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Simple Share Buttons