Noticias

Descubriendo… Londres (II)

Londres III
Publicado por Javier Soriano

En su primer día en Londres, el turista suele acercarse al Parlamento (Westminster Parliament) o, a la torre más emblemática de la ciudad, su compañero inseparable el Big Ben, cuyo nombre viene dado por la campana mayor que da las horas.

 

 

Monumento pilotos II Guerra MundialAquí comienza el recorrido más convencional para un visitante nobel. El tiempo es oro y un sistema para aprovecharlo al máximo puede ser embarcarse en uno de los cruceros que navegan por el Tamesis, especialmente útiles para tomar el pulso a esta gran urbe en un corto espacio de tiempo. Desde el embarcadero en el puente de Westminster, os permitirá desplazaros hasta la Torre de Londres, lugar turístico por excelencia. Muy temprano, antes de embarcar, pudimos dar un tranquilo paseo por los alrededores de la Abadía de Westminster, el Parlamento, fotografiarnos con el Big Ben al fondo, y llegarnos hasta el monumento a los pilotos aliados que ganaron la Batalla de Inglaterra, en la II Guerra Mundial. Situado en el Victoria Embankment, en dicho monumento en granito con alto relieves en bronce alegóricos a la contienda, pueden leerse las palabras pronunciadas en honor a los vencedores, por Sir Winston Churchill: “Nunca en la historia de los conflictos humanos muchos deben tanto a tan pocos”. Siguiendo por Victoria Embankment podréis contemplar el obelisco, del que en el Central Park de New York se encuentra su pareja, Cleopatra’s Needle (la Aguja de Cleopatra) esculpido en granito rojo de Asuan, de 21 metros de altura y 180 toneladas, datado en el año 1450 antes de Cristo.

City Hall LondresYa en el crucero: al otro lado del puente el London Eye o Millennium Wheel (el ojo de Londres o Rueda del Milenio), la Tate Modern Galería Nacional de Arte Británico, The Globe (el Globo) reproducción del teatro creado por Shakespeare, Old Tameside Inn el primer pub de Londres, el City Hall (Ayuntamiento de la ciudad), entre otros. Este último, también construido por Norman Foster, es fácil de reconocer ya que tiene un apodo muy explícito, el casco de Darth Vader. Siete puentes, de ellos el peatonal Millenium realizado por Norman Foster en el 2000, London Bridge, y el levadizo Tower Bridge cerca de la Torre de Londres. Durante la operación de atraque para el desembarco gozamos de una vista excepcional del Tower Bridge (Puente de la torre), el edificio Swiss Re Tower (Torre Swiss Re) y de London Tower (Torre de Londres).
Podéis consultar más información de los cruceros por el Támesis en City Cruises.

La puerta de los traidores (Torre de Londres)Solo desde el Támesis se puede ver la puerta situada bajo el pavimento de la calle, por donde entraban los condenados a la torre y solo desde ahí se puede leer la inscrpción que la corona: la puerta de los traidores. La Torre de Londres fue palacio, fortaleza, prisión, patíbulo, arsenal, fábrica de la moneda y hoy alberga una fabulosa colección de joyas de la corona que incluye el diamante tallado más grande del mundo. En definitiva son siete hectáreas, que nos permiten realizar un viaje al pasado acompañados por los Beefeaters, la guardia tradicional británica, que nos mostrarán entre otras cosas el lugar donde fueron decapitadas dos de las seis esposas de Enrique VIII. No perdáis la ocasión de probar alguna de las pastas que venden en una pequeña tienda situada cerca de la puerta principal, son francamente exquisitas. Además, en nuestra visita había un pequeño tenderete donde ofrecían ostras acompañadas de un cava catalán.

Edificio GherkinNo muy lejos de la Torre de Londres en el 30 St Mary Axe, en una pequeña plaza, se alza un rascacielos de 40 plantas. Anteriormente conocido como edificio Swiss Re, en referencia a su anterior propietario; también llamado popularmente “gherkin” (pepinillo). Tiene 180 metros de altura, fue diseñado por Norman Foster, y es de estética parecida a la torre Agbar de Barcelona. Novecientos años separan ambas construcciones y muchos más los vestigios encontrados en la zona, correspondientes al Londinium romano, estos se conservan en espacios reservados para poder ser observados por los visitantes. Después podéis seguir paseando por la City, como se denomina el centro financiero y comercial de Londres. La City o Square Mile (Milla cuadrada) era antiguamente Londres y ocupaba el interior de la muralla romana o Muro de Londres, construida para defender el estratégico puerto de la ciudad de las hostilidades enemigas. La ciudad romana estaba rodeada por un muro de dieciocho metros de altura y un foso, y fue el comienzo de esta gran metrópolis. La City sigue siendo la capital mundial del comercio con más de 500 instituciones financieras, superando a Tokio y Nueva York, tiene su propia fuerza policial y es gobernada por la City of London Corporation, totalmente independiente de cualquier otra autoridad de Londres. También se conservan vestigios del muro en otras zonas de la ciudad, los más importantes están situados cerca del London Museum.

St Paul's CatedralSt Paul’s Cathedral, después de varios diseños que fueron rechazados, el diseño final -modificado por las dificultades producidas por el terreno donde se asentaba- se construyó entre los siglos XVII y XVIII sobre la anterior, destruida en el incendio de la ciudad en 1666. Construida en piedra de Portland, conjuga dos estilos: renacimiento tardío y sobrio barroco. La coronan tres cúpulas una dentro de la otra, la más baja nos presenta una decoración muy equilibrada. Mediante un cono estructural las interiores soportan la cúpula exterior y la cúspide, cuya cruz está a 108 metros del suelo. Esta cúpula exterior está inspirada en la de la Basílica de San Pedro en Roma. La Whispering Gallery (Galería de los susurros) recorre todo el interior de la cúpula más baja a 30,2 metros por encima de la planta de la catedral. Se llama así porque, como ocurre con otras de igual construcción, cualquier susurro dicho contra la pared puede oírse con total  claridad en la parte opuesta, aproximando el oído a la pared. Durante la II Guerra Mundial sufrió muchos bombardeos, en uno de ellos se pudo desactivar una bomba que, de haber estallado, la hubiera destruido por completo. En ella se han celebrado funerales de personajes ilustres y la boda del Príncipe de Gales con Lady Diana Spencer. La entrada para visitantes es de pago: adultos £14,50. El precio de la entrada incluye las guías multimedia y las visitas guiadas.

Cerca, en Fleet St hay uno de los pub más antiguos de Londres, The Old Bell (la Vieja Campana).  Por cierto esta es la calle donde tenía su barbería el imaginario Sweeney Todd, El Barbero diabólico, cuyo musical se estrenó hace más de 150 años y de la que Tim Burton realizó una película en el 2007. Según se dice, el argumento está basado en hechos reales y su protagonista fue ahorcado en 1802, hasta se ha llegado a asegurar la situación de la barbería y la existencia de la cercana pastelería. En esta misma calle hay un restaurante de comida japonesa y vegetariana, Abokado, que pertenece a una cadena y en el que podéis comer variedad y calidad.

Tower BridgeDesde el Tower Bridge (Puente de la Torre), hacia el este, el río dibuja un meandro en el que los romanos situaron los muelles que, fueron creciendo hasta la edad media, llegando a ser conocidos como Pool of London. Estos antiguos humedales, no aptos para otra actividad, se transformaron en el puerto de Londres que con el tiempo sería el más grande del mundo. Por lo que se crearon equipamientos relacionados con la actividad portuaria: almacenes, astilleros y diques secos. Fue dotado de dársenas y embarcaderos para diversos tipos de embarcaciones, según su calado, y muelles según el tipo de producto: en Surrey se concentró la madera, en Millwall el grano, en St Katharine la lana, el azúcar y el caucho, y así otros. Esto propició la contratación de trabajadores relacionados con la estiva, la mayoría no cualificados que trabajaban como jornaleros, lo que favoreció la concentración humana en la zona. Fueron reconstruidos al final de la II Guerra Mundial, al ser destruidos por los constantes bombardeos en la zona. En el año 1971, cuando el transporte marítimo adoptó el sistema de contenedores, el gobierno comenzó a hablar de su transformación, en el informe realizado se denominaron Docklands, nombre que se ha adoptado universalmente. Ahora se han reconstruido principalmente para uso comercial y residencial.

En St.Katharine Docks, muy cercano al Tower Bridge se encuentra el pub The Dickens Inn, en un edificio de madera donde antiguamente se había almacenado té y después fue fábrica de cerveza, donde  podréis tomar una pinta de cerveza bien fría acompañada de un sandwich con patatas o cualquiera de sus especialidades, mientras os relajáis observando surcar el Tamesis veleros y embarcaciones de recreo.

Aviso importante: con los billetes de National Rail, adquiridos para el desplazamiento entre los aeropuertos y la capital, y  los tiquets 2 x 1 de la web de Days out guide se obtiene el descuento al presentarlos en taquilla.

 


Ver LONDON en un mapa más grande

Próximamente pasearemos por el Londres más comercial. Bye bye.

 

 

Sobre el autor

Javier Soriano

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Simple Share Buttons