Postres Recetas

Bizcocho de yogur de cereales y chirimoya

Publicado por Xavi Soriano

Una de las frutas por excelencia de la temporada otoñal es la chirimoya. Debo reconocer que es una fruta que me cuesta introducir en recetas pero que poco a poco la voy integrando en diferentes elaboraciones. Hoy usaré la chirimoya para preparar un sabroso bizcocho, con la fórmula habitual del yogur adaptada para la ocasión. ¡Seguidme!

Ingredientes para 8/10 personas:

  • 1 chirimoya
  • 3 huevos
  • 1 yogur de cereales
  • aceite de girasol (1 vaso de yogur)
  • harina (3 vasos de yogur)
  • azúcar moreno (1/2 vaso de yogur)
  • 1 sobre de levadura

Preparación

  1. Cortamos la chirimoya por la mitad, retiramos el tallo y las pepitas interiores, y trituramos el resto. Reservamos. Es importante usarla cuando se encuentra bien madura, nos aportará dulzor así que podemos integrar menos azúcar.
  2. En un cuenco batimos los 3 huevos con el azúcar hasta que aumente el volumen.
  3. Incorporamos el yogur, en esta ocasión de cereales ya que es el que tenía disponible. Seguimos batiendo.
  4. Incorporamos la chirimoya. Seguimos batiendo.
  5. Es el momento de añadir el aceite. Seguimos batiendo.
  6. Mezclamos la harina con el sobre de levadura y añadimos vaso a vaso. Batimos bien todos los ingredientes al incorporar cada vaso para que nos quede una masa bien homogénea. Es importante tamizar la harina para evitar que se nos formen grumos.
  7. En un molde (de unos 20 cm. aprox.) engrasado con mantequilla o con espray desmoldante introducimos la mezcla anterior.
  8. Introducimos en el horno precalentado a unos 170ºC (horno con ventilador) o 180ºC (sin él) durante unos 30-40 minutos o cuando al pinchar con un palillo este salga limpio. Dejamos enfriar.

Ingredientes para el glaseado de limón

  • 200 gr. de azúcar glaseado
  • 1 limón

Preparación del glaseado de limón

En un cuenco incorporamos el azúcar glaseado y un poco del zumo de limón. Mezclamos bien con la ayuda de una cuchara y poco a poco vamos integrando el resto del zumo. Tiene que quedar con un aspecto ligeramente espeso.

No es necesario usar todo el zumo si el aspecto ya es el correcto para que no os quede demasiado líquido.

El glaseado mejor incorporarlo por encima una vez el bizcocho ya esté frío.

¡Qué aproveche!

Sobre el autor

Xavi Soriano

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Suscríbete al boletín!
Simple Share Buttons