Hortalizas y verduras Recetas

Pimientos del piquillo rellenos de brandada de bacalao

Pimientos del piquillo rellenos de brandada de bacalao
Publicado por Lidia Argemí

La brandada de bacalao es un plato de la cocina mediterránea, de Alicante a Liguria (Italia). Aunque en otras poblaciones españolas hay platos tradicionales similares como el “Atascaburras”, en Castilla-La Mancha. Ahora que la cocina moderna va sobrada de nata, mantequilla y leche, presentamos esta brandada – palabra que proviene del verbo catalán “brandar” (mover enérgicamente) y que sirve para designar este plato en otros países – tal y como debería hacerse, sin utilizar estos ingrediente.

Ingredientes para 4 personas:

  • 12 gambas
  • 12 pimientos del piquillo asados en conserva medianos
  • 300 gr. de patata
  • 400 gr. de bacalao
  • 1 cebolla grande
  • 6 dientes de ajo
  • 150 ml. de aceite de oliva virgen
  • perejil
  • 1 c/s. de pimentón
  • 1 c/s. de harina de trigo

Elaboración:

  1. Dejar macerar durante 12 horas el aceite con los ajos cortados a laminas.
  2. Pelar las patatas y cortar a cuadros grandes. Introducir en una olla y cubrir con agua, hasta cuatro dedos por encima de las patatas. Llevar a ebullición hasta que estén tiernas.
  3. Introducir entonces los trozos de bacalao con la piel hacia abajo. Parar la ebullición y tapar, dejar 8  minutos. Escurrir bien. Reservar el agua.
  4. Introducir las patatas en un bol aplastarlas bien con un tenedor o mano de mortero.
  5. Quitar la piel y las espinas al bacalao. Desmigar e introducir en el bol con las patatas. Aplastar de nuevo y mezclar bien. Añadir perejil picado muy pequeño al gusto.
  6. Colar el aceite para eliminar los ajos. Añadir poco a poco a la mezcla anterior, removiendo con una espátula como si hiciéramos una mayonesa. Remover bien la mezcla hasta que sea homogénea y suave. Ha de quedar consistente. Si es necesario, añadir un poco de agua de la cocción.
  7. Escurrir y rellenar los pimientos del piquillo con la masa, cuidando que en la cocción no rebosen.
  8. En una cazuela de barro con un chorro de aceite saltear un poco las gambas. Reservar. Pochar la cebolla cortada a cuadros muy pequeños. Cuando esté transparente añadir la harina, dar una vueltas y añadir el pimiento, remover bien y añadir un vaso de agua de la cocción de las patatas.
  9. Dejar hervir unos 5 minutos, cuando la salsa esté consistente, si fuese necesario añadir un poco más de agua.
  10. Disponer los pimientos en la cazuela con la salsa, con cuidado para que no pierdan el relleno. Dejar hervir otros 5 minutos, añadir las gambas y parar la cocción. Tapar y reservar.

Consejos prácticos:

Para aquellos que no tenéis el tiempo necesario para hacerlo, podéis utilizar pimientos rellenos congelados. Preparáis la salsa, introducís los pimientos descongelados y “voilà”, como dirían los franceses, aquí tenemos el plato terminado. No es lo mismo, pero no está mal.

Sobre el autor

Lidia Argemí

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Simple Share Buttons